miércoles, 29 de septiembre de 2010

Siete maneras de decir azul

Siempre me han gustado eso que se llaman "útiles de escritura". Un universo táctil y oloroso, de folios y cuartillas, grapadoras y clips, sacapuntas, lápices y rotuladores de colores...

Y uno de mis recuerdos más perdurables de adolescencia es el de una papelería, al lado de mi casa, y las resmas de folios, los mapas mudos, las gomas Milán apetitosas como si fueran comestibles, y los tinteros.

Siempre me han gustado los nombres sugestivos de las tintas.

Se llaman "Bleu Nuit" o "Bleu azur", así en francés. Con ese toque distinguido de noche parisina, casi como perfumes.

No sé quién pondrá los nombres a las tintas, qué poeta infiltrado y constante: el "Florida Blue", de Waterman, el "Blue Sky" de Caran d'Ache o ese color irrepetible, "Des mers du sud", tinta de los mares del sur que sólo con ver leer el tintero trae un regusto a Stevenson y Conrad.

¿Hay textos que deben escribirse con uno u otro color? ¿Adjetivos o adverbios más oscuros o claros? ¿Verbos verdes? ¿Metáforas rojizas?
Me intrigan, sí, los nombres de las tintas, y los tonos de azul. ¿Cómo llamarlos? 

7 comentarios:

Felicidadjaja dijo...

Mi preferido, por el nombre, el azul ultramar.

Amaia Aguirre Artola dijo...

Azul prusia es mi preferido. Acabo de terminar de leer tu libro «Tocar los libros». Gracias, muchas gracias.

Jesús Marchamalo dijo...

Hola Felicidad. Me recuerda tu mensaje aquellas viejas tiendas de ultramarinos.
Y gracias a ti, Amaia. El azul prusia está bien, sí, y suena extrañamente marcial.

Jesús Cánovas dijo...

¡Que alegría! Aun no he leído nada de tu blog, lo he descubierto por casualidad repasando los blogs que sigue Daniel Domínguez. Te he seguido con algún libro tuyo de vez en cuando. Pero echo de menos “Noches de Alanda” como me contaminasteis con las voces de los que hacíais el programa.

“Mi pequeño se duerme
Junto a una nube
De algodón
Y al arrullo
De esta canción
Y a ro-ro.”

Jesús, un fuerte abrazo
Y te lo aseguro, por aquí andaré

Jesús Marchamalo dijo...

Caray, Noches de Alanda.Hace ya una temporada larga. Qué bien que te acuerdes, Jesús. Siempre me gusta, y me sorprende, que alguien se acuerde de la radio.
Abrazo fuerte también para ti.

J. G. dijo...

me quedo con el azul zurcia

maria jose dijo...

Nada más evocador que el azul cielo.