martes, 7 de septiembre de 2010

Correspondencias



Emilio González Sáinz y José Luis Mazarío exponen, hasta el 19 de este mes, en la galería Siboney, en la primera exposición que celebran juntos en Santander bajo el sugestivo título de Correspondencias.
 

Emilio y José Luis, o viceversa, amigos desde niños, de carreras parejas, iguales pero, al tiempo, tan distintos, tuvieron la amabilidad de proponerme escribir el texto del catálogo que se titula Morir de un adjetivo

 En el texto se habla de un viaje que realizaron juntos, hace años, por los acantilados de Cornualles. Iban en bicicleta y tienda de campaña, y paraban aquí y allá para pintar: rocas, caminos pedregosos, faros, vegetación, bandadas... 
Mucho tiempo después vieron una exposición de dos acuarelistas ingleses, prerafaelitas, que, casi un siglo antes, habían realizado ese mismo viaje, y que habían pintado los mismos paisajes, a veces idénticos motivos.
Sólo se mostraban las acuarelas de uno de ellos. Las del otro habían volado, un día, allí en Cornualles, llevadas por el viento.
Me pareció una imagen poética, esa de los papeles  volando sobre el acantilado, como pájaros alejándose hacia el mar.

La exposicion puede visitarse en http://www.galeriasiboney.com/primera.htm