jueves, 9 de diciembre de 2010

Paisajes desde el coche

Siempre suelo viajar de copiloto. El hecho de que no tenga carné de conducir hace que no haya dudas al respecto. Así que me encargo del aire acondicionado, la selección musical, y me bajo siempre en las gasolineras cuando hay que repostar. Actividades, todas ellas, que no precisan titulación mas allá de las habilidades naturales.

También acostumbro a hacer fotografías desde la ventanilla. Me gusta ese paisaje, difuso, accidental, que delimitan los arcenes. Esos lugares en los que uno nunca para y que son como tierra de nadie.

Árboles y postes de la luz, tierras labradas y caminos que no se sabe bien dónde conducen. Piedras, casas abandonadas, naves con los cristales rotos, hierros, óxido, herrumbre...
Paisajes que se acercan, borrosos, a lo lejos, como barcos fantasmas, y que desaparecen un segundo más tarde, y que salen movidos en las fotos.

Me sorprendió el otro día el atardecer, de vuelta a casa.El derroche de colores -grises, ocres, azules-, los cielos y las nubes, y los hilos de luz, velados, prodigiosos, con algo de superproducción hollywoodiense, un poco a lo Cecil B. DeMille.


¿El árbol de arriba, por cierto, no es el de Lo que el viento se llevó?


5 comentarios:

Felicidadjaja dijo...

Qué nubes, Jesús, qué nubes...

Miguel Cobo dijo...

La hermosa fugacidad del paisaje. A veces la conjunción de una música sugerente, captada en una emisora al azar, las últimas luces del día, la humilde belleza de los polígonos industriales, convierten el viaje en una experiencia poética irrepetible. Envidia de ser copiloto.

http://www.eldigoras.com/eom03/2004/2/aire29pgc01.htm

Elías dijo...

Preciosa entrada, Jesús. Como esas nubes a través del cristal.

Ya veo que eres un estupendo copiloto.
Eso sí, que sepas que si vienes conmigo, la música la pongo yo.
Por ahí si que no paso.

Pdta: El nuevo ex-libris no se aprecia muy bien, pero tiene muy buena pinta.

Un fuerte abrazo, amigo.

Jose Ramon Santana Vazquez dijo...

...siempre
que surja
y puedo
hay al terminar
un paraje
para abrazar
un árbol
al borde
del camino...


...traigo
sangre
de
la
tarde
herida
en
la
mano
y
una
vela
de
mi
corazón
para
invitarte
y
darte
este
alma
que
viene
para
compartir
contigo
tu
bello
blog
con
un
ramillete
de
oro
y
claveles
dentro...


desde mis
HORAS ROTAS
Y AULA DE PAZ


COMPARTIENDO ILUSION
JESUS

CON saludos de la luna al
reflejarse en el mar de la
poesía...


AFECTUOSAMENTE : OS DESEO UNAS FIESTAS ENTRAÑABLES 2010- Y FELIZ AÑO 2011 CON TODO MI CORAZON….


ESPERO SEAN DE VUESTRO AGRADO EL POST POETIZADO DE ACEBO CUMBRES BORRASCOSAS, ENEMIGO A LAS PUERTAS, CACHORRO, FANTASMA DE LA OPERA, BLADE RUUNER Y CHOCOLATE.

José
Ramón...

Jan Puerta dijo...

Importante es saber estar al lado del conductor. Y si ademas, lo que sucede ventanas hacia fuera se puede plasmar y compartir, el viaje doblemente es fructífero.
Un abrazo