viernes, 22 de octubre de 2010

Ex libris

Siempre me han gustado los ex libris. Esos sellos o etiquetas que aparecen en las paginas de un libro, y que dicen que nos pertenece.

No sabria decir por qu.e sello mis libros, no lo hago con todos, pero sí con aquellos que me gustan o interesan. Tal vez tenga que ver con un remoto recuerdo escolar: poner el nombre, el curso, el numero de lista, por si se nos perdia.

Ya sé que contraviene todas las normas del exlibrismo, que aconsejan tener un unico ex libris toda la vida, pero yo me hago uno nuevo cada año, casi siempre ilustrado por algun amigo pintor

Por ejemplo, Damian Flores, tipo genial y generoso, que hace años me regalo este curioso juego de iniciales, y después el retrato de Pessoa, abajo, con gabardina y sombrero de ala, en verde. 
 
Porque para cada uno de ellos busco, también, un color de tinta: azul, violeta, verde... O roja, como la de este año, para el ex libris diseñado por mi amigo Javier Zabala, una tarde que fui a su estudio, en Madrid -abajo a la derecha- lleno de tintas, lapices, papeles y cuadernos llenos de prodigios.










 








Y termino con el del  año pasado, aqui al lado. Un regalo de Antonio Santos -pintor, escultor, ilustrador-, que me sorprendió con este sello: un tipo, que se me parece sospechosamente, sentado en una silla con un libro, y un tiesto.
Y debajo el nombe, Marchamalo.
Se equivocó, pensando que estaba haciendo un grabado, y lo dibujo al revés. De modo que para poderlo leer correctamente hay que verlo reflejado.

Que sensación genial sentir que se esta del lado del espejo que no es.

6 comentarios:

M. Roser Algué Vendrells dijo...

Atendiendo una recomendación de una amiga bloguera, he llegado a tu "don de la impaciencia". Me ha gustado el título, por el hecho de serlo yo, mucho. Siempre me lo havían vendido como algo negativo y ahora resulta que tengo UN DON ...Fantástico!!!
Es curioso, veo que te gustan los exlibris y casi tienes una colección. Yo tengo uno que me lo construyó en madera de boj, un monje del monasterio de Montserrat. És una filigrana y creo que és de las pocas personas en el mundo que realizan unas creaciones tan bellas.
Intentaré ponerlo en mi blog esta semana. Yo escribo en catalán normalmente pero también hago algunas cosas en castellano. Ahora estoy preperando un par de vídos con poemas de Miguel Hernández.
Un saludo amable.
M. Roser

Jesús Marchamalo dijo...

Gracias, Roser, por tu comentario. Me encantará ver tu ex libris tallado en madera.
Saludo también para ti.

Vicente dijo...

Este blog tiene el don de la frescura, en el mejor sentido de la palabra. Lo sigo con impaciencia, porque me sorprende en cada entrada. Es un regalo de una enorme generosidad. Gracias.

Vicente Almazán

Jesús Marchamalo dijo...

Vicente. Gracias.
Abrazo fuerte.

berenguela dijo...

¿Y las perdices? soy de la Asociación de las perdices en contra de los cuentos que acaban bien.

berenguela dijo...

el comentario anteror era para escritores y gatos...