lunes, 30 de mayo de 2011

Blixen y Pablo Gallo

Ramones, por Pablo Gallo
El otro día me escribió el pintor y dibujante Pablo Gallo para invitarme a participar en un proyecto.
Hace tiempo que vi su trabajo en el blog de mi amigo Antón Castro, y me parecieron estupendos sus retratos de escritores. Como éste, "Ramones", en el que nos presenta a Gómez de la Serna, Valle Inclán y Juan Ramón Jiménez, los tres ramones, vestidos de roqueros o, abajo, el de Augusto Monterroso.

Me decía Pablo Gallo en el mensaje que no tendría que escribir una línea, y le respondí que es la primera vez, tal vez la segunda, en que me invitan a participar en algo que no implica, necesariamente, escribir.

El proyecto, en el que participan un centenar de escritores, y que se titulará Disecciones, consiste en elegir una frase de un escritor que, después, Gallo ilustrará utilizando distintas técnicas y soportes.

Lo primero que he pensado ha sido en Wilde, y esa frase suya que siempre me ha gustado: "Hoy he pasado el día corrigiendo un poema, por la mañana he puesto una coma, y por la tarde la que quitado". Pero Wilde ya estaba ocupado


Así que he buscado por ahí, y al final me he decidido por la baronesa Blixen, la excéntrica y cautivadora autora de Memorias de África, que me ha dejado seducido con ésta: "La cura para todo es siempre agua salada: el sudor, las lágrimas, el mar".
Este de abajo es el retrato que nos ha hecho a Blixen y a mí, mirándonos el uno al otro de reojo. Me encanta.



El trabajo de Pablo Gallo puede verse AQUI.

9 comentarios:

Miguel Cobo dijo...

Preciosa y terapéutica frase , Jesús. Yo añadiría que el mar es una lágrima infinita.

Un abrazo

Miguel Cobo

Isabel dijo...

Desde luego la frase te deja kao. Me la apunto para mi blog, citándola y citando al mensajero...
Inquietantes las caricaturas. La tuya es un poco tú y un poco no.

Alfonso C. Cobo Espejo dijo...

Me encanta la frase. Además, no la conocía. Espero que estés disfrutando de la Feria del Libro y de tus "partos" literarios. Un abrazo

C. Martín dijo...

Buena frase y mejor retrato, habéis salido los dos encantadoramente seductores.

Juan Herrezuelo dijo...

Bien puedo decir que en tu don de la impaciencia estoy como en casa, espacio con algo de palacio de Donnafugata, ilimitado en sus recovecos apetecibles, con puertas que se abren de golpe al interior de seres a los que admiro, con libros y bibliotecas y tareas del todo encomiables...
Excelentes las citas de Wilde y de la baronesa, y excelente el proyecto de Pablo Gallo.
Un saludo.

Blog de Jesús Marchamalo dijo...

Gracias, Miguel, la frase, es verdad, es fantástica.
Gracias, Isabel, por citarme de mensajero.
A mí el retrato me gusta, me veo muy yo, ya verdad.
Abrazo, Alfonso.
Gracias C. Martín, por la parte del piropo que me corresponde.
Y un placer, Juan, tenerte por aquí. Gracias pro tu visita y tus palabars.
Y disculpad que nos os haya contestado antes. He tenido, como comentaba, un problema con el servidor que me impedía publicar mensajes.

Aldabra dijo...

Pablo Gallo es un crack seguro qure será una colaboración interesante.

Conozco a Pablo de su blog desde hace mucho tiempo, y así llegué también a su "El libro del voyeu", con 69 relatos, no podía ser de otra forma

biquiños,

Aldabra dijo...

me comí la "r"... perdón.
bicos,

Blog de Jesús Marchamalo dijo...

Aldabra, me ha costado un rato encontrar el hueco donde iba ese erre adicional que me mandabas.

Pero al final he conseguido dar con él.

Gracias.